martes, 28 de febrero de 2012

Acampada de carnaval. 2ª parte - La venida.

    Mi intención era llegar antes que el autobús para hacer alguna foto de mis hijos bajando, pero los scouts puntuales como ellos solos llegaron un par de minutos antes que yo. Con lo cual no hay fotos de la bajada.
De todas maneras lo importante son las caras, el agotamiento es general, scouters y scouts comparten el mismo semblante de haber pasado un fin de semana de mucha caña. Aqui os pongo un par de ejemplos:
la cara de  Baloo soportando en sus espaldas  dos mochilas y un fin de semana con quince niños.


    Y mi hijo Esteban que llevaba en el cuerpo un cansancio descomunal.


    No se si es impresión mía pero me pareció que las mujeres aguantaron mejor el ritmo, mis niñas aparentaban estar mejor que el niño. Y las scouters daban la sensación de no haber llegado al límite. Y aquí os pongo unas fotos que lo corroboran.

Paola descargando el bús, Esteban no podía con el alma y silbó la canción del puente sobre el río Kwai.


   Sara contenta como siempre.


   Y en esta foto vemos el contrapunto, Esteban apoyado en su madre, roto y Bagheera alegrísima con ganas de más, así es ella. Por cierto  Bagheera , al final pongo la foto, jajaja.




     Antes de  coger el coche repusieron algunas fuerzas con comida sobrante, les vino muy  bien porque recobraron energías.Y luego ya para el coche.



    Después de un  buen baño, nos toca cenar. Este es el lugar idóneo para que te cuenten sus aventuras. En la mesa mi mujer y yo parecemos los moderadores de programas tipo sálvame, jajaja todos quieren hablar.

    Nos empezaron hablando de las bromas de Baloo, de las rutas guays de Raksha y de las TRAMPAS  de Bagheera. Pero luego se puso el tema serio y nos explicaron varios juegos.

    Para los que aún piensen en los scouts como gente que se tira al monte a enseñar a los niños a acampar y a hacer nudos quizás con esto se den cuenta de su verdadera finalidad. Todas las actividades tienen un fin educativo para que se den cuenta de la realidad en la que viven y también la realidad de otras personas. En esta ocasión los scouters trataron que manada (los más pequeños) vivieran lo que siente una persona discapacitada. Por supuesto siempre con juegos, los chavales se vieron en la piel de ciegos, mudos ...

    Esteban se bajó el gorro y perdió la visión, tenía que ser ciego para realizar todos los juegos. Dice que lo  pasó mal en una obra de teatro que hicieron los compañeros  ya que todos se reían menos él que , lógicamente, no podía ver lo que pasaba en el escenario.

    A Sara le tocó el papel de muda, algo fatal para ella, ella sufrió lo suyo con el juego del teléfono, ya sabéis se forma una hilera, el primero cuenta una historia al siguiente hasta que llega al final de la fila y no tiene nada que ver con la historia original.

   Paola pasó la tarde siendo coja y esforzándose en los juegos como el de la mochila, donde llegado un punto tenía que coger la mochila, levantarse y llevarla con una sola pierna.

   Las ramas de los mayores se disfrazaron de inmigrantes, pobres y ancianos que junto con los funcionarios (que eran los scouters) intentaban montar un centro sociocultural.

    Como veis todo enfocado a acercarles la realidad a los chavales.

    Al final de la acampada , los chavales opinan por escrito sobre la acampada para que los scouters saquen conclusiones para mejorar. En estas evaluaciones se examina todo, desde a ellos mismos, los scouters, las actividades o la comida, que por cierto, tachar el cocido del menú, jajaja no les gustó mucho.


PD: Ya que hice referencia a las ramas mayores aprovecho para indicaros que el clan y la unidad tienen su propio blog y mucho que decir. Os puse los enlaces arriba así que echadles un ojo que son muy buenos.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario